INFORMACIÓN PARA

Noticias


David Bravo participó en debate sobre ley corta de pensiones

Con el objetivo de analizar el informe de la Comisión de Pensiones, entregado en septiembre de 2015, se realizó el Seminario "Prioridades para la ley corta de pensiones". A la cita –que contó con una amplia convocatoria- asistieron David Bravo, ex presidente de la Comisión de Pensiones y Director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales; Claudia Sanhueza, ex miembro de la Comisión de Pensiones, Mónica Titze, miembro del Consejo Consultivo Previsional junto a Salvador Valdés y Sergio Urzúa, investigadores de Clapes UC.

En el encuentro se buscó identificar aquellas medidas que el Comité de Ministros debería incluir en el proyecto de ley corta que el actual gobierno prometió presentar al Congreso en 2016. David Bravo en su presentación titulada “El Informe de la Comisión Asesora  y las prioridades para el Comité de Ministros” enumeró algunas medidas que a su juicio debieran ser prioritarias para el gobierno por el impacto que tendrían en la pensión final. Estas son: reajustar la Pensión Básica Solidaria y la Pensión Máxima con Aporte Solidario (se recomienda en un 20%); aumentar gradualmente la cobertura del Sistema de Pensiones Solidarias al menos al 80% de la población; establecer un calendario de incremento para la tasa de cotización (se recomienda pasar de un 10 a un 14% de cargo del empleador en 4 años); aumentar la edad legal de pensión de las mujeres a 65 años y, entregar un bono previsional para labores de cuidado al interior del hogar, entre otras medidas que conforman las 25 que serían factibles de implementar en el corto plazo.

Todos los especialistas coincidieron en la necesidad de informar y educar a la población en estas materias previsionales. Salvador Valdés concluyó que “hay consenso en que hay que invertir más en educación previsional. En Chile se observa que el grupo de ingresos bajos tiene expectativas que van mucho más allá respecto a lo que estos mismos grupos obtienen en países OCDE como Canadá, Francia o Estados Unidos”. Esto último, explicó el economista, hace vulnerables a estas personas a promesas populistas, por lo que “es responsabilidad del gobierno traer esas ambiciones a tierra”.

Coincidió con lo anterior Sergio Urzúa, ex integrante de la Comisión de Pensiones, quien señaló que hay un acuerdo en la necesidad de preocuparse de las bajas pensiones. “En cómo financiarlas, cuánto aumentarlas y hasta dónde llegar es donde hay diferencias. Pero hacer de las pensiones un tema de campañas presidenciales sería nefasto”, destacó. El académico agregó que se debe eliminar las no-linealidades en los mecanismos de asignación de programas sociales que generan desincentivos a formalización y empleo, y que es necesario brindar a programas de protección un foco previsional, incentivando el ahorro para la vejez.


Volver