INFORMACIÓN PARA

Noticias


Encuesta de Protección Social (EPS): Chile en buen camino

Expertos internacionales destacaron el trabajo realizado por Chile en el diseño y levantamiento de las distintas rondas de la EPS, país que ha sido pionero en la implementación de encuestas longitudinales en Latinoamérica. A nivel regional, en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo, se está trabajando en la implementación de esta misma encuesta en otros países como Uruguay, Paraguay, Colombia, Brasil y El Salvador (ELPS).

 

 

Con gran éxito se llevó a cabo el Taller de Análisis Metodológico sobre Encuestas Longitudinales de Protección Social en América Latina, los días jueves 23 y viernes 24 de marzo, organizado por la Subsecretaría de Previsión Social y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales, cuyos invitados especiales fueron Jere Behrman de la Universidad de Pennsylvania y Steven Heeringa de la Universidad de Michigan, ambos con una destacada trayectoria relacionada al diseño y la implementación de importantes encuestas en varios países del mundo.

Ambos expertos valoraron la riqueza de los datos y la calidad técnica de la Encuesta de Protección en Chile argumentando que ha servido de base para la generación de importantes políticas públicas como la Reforma Previsional de 2008, y como ejemplo a seguir para países como Uruguay, Paraguay, Colombia, Brasil y El Salvador que se están iniciando en el área de las encuestas longitudinales.

“Estoy asombrado por la estabilidad de los niveles de contactabilidad que presenta la EPS en Chile… Es uno de los mejores del mundo, tienen acceso a su rut, dirección, pueden localizar a las personas con facilidad y una vez contactadas, aumenta la posibilidad de conseguir la entrevista”, dijo Steve Heeringa, destacando, además, la gran ventaja que tiene Chile por la buena calidad de los datos de registro y el permanente apoyo de la Subsecretaría de Previsión Social.

Jere Behrman profundizó en el aporte de la EPS a las políticas públicas, desde el diagnóstico sobre el cual se creó la Reforma Previsional de 2008 hasta las propuestas que presentó la Comisión Asesora Presidencial para la Reforma de Pensiones. “Datos de la EPS en conjunto con datos administrativos permitieron el cálculo de las proyecciones de tasas de reemplazo; usando la EPS y otras fuentes de información se logró estimar el costo de las propuestas presentadas por la comisión y, aunque la última ronda no incluyó el módulo de conocimiento financiero, la información de rondas anteriores con respecto a este tópico ha sido clave para describir el comportamiento de los cotizantes y no cotizantes”, puntualizó.

David Bravo, director del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales, que es la entidad que levantó el terreno de la sexta ronda de la encuesta, se mostró muy contento y satisfecho con el trabajo realizado. “La EPS es probablemente la encuesta más innovadora en lo que se ha hecho en Chile en los últimos 20 años, la encuesta longitudinal más larga que tenemos. Para nosotros fue un gran privilegio poder trabajar en este proyecto y recuperar el patrimonio estadístico que se puso en riesgo con los problemas que tuvo la quinta ronda”, afirmó en la inauguración del taller.

Bravo terminó su intervención invitando a los presentes a trabajar con los datos. “Invito a los investigadores, estudiantes, profesores de universidades y los representantes de América Latina que nos acompañan hoy a utilizar estos datos, hay una mina de oro de información que nos permite examinar la dinámica social de un país como Chile”.

En la misma línea, el profesor Heeringa hizo un llamado a abandonar el análisis descriptivo y empezar el análisis dinámico, a explorar la combinación con datos administrativos y a hacer foco en subgrupos de la muestra aprovechando la madurez y la consolidación del panel de la EPS en Chile.

ELPS en Latinoamérica
Hace algunos años, el BID creó el Observatorio de Seguridad Social (OSS), con el objetivo de apoyar la investigación y el diseño de políticas públicas en el ámbito de la seguridad social de América Latina y el Caribe. Esta entidad alberga la Encuesta Longitudinal de Protección Social (ELPS), que actualmente están impulsando cinco países de la región, además de Chile, en distintas fases de implementación: Uruguay, Paraguay, Colombia, Brasil y El Salvador.

Chile es el país más adelantado, con seis rondas implementadas (la quinta no es válida estadísticamente); Uruguay está actualmente levantando la segunda ronda; Colombia, Paraguay y El Salvador llevan una ronda y Brasil está estimando el costo de la encuesta y evaluando posibilidades de financiamiento.

Solange Berstein, Especialista Principal en Pensiones de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social del Banco Interamericano del Desarrollo, destacó tres aspectos de la ELPS: es de tipo panel, permite la vinculación con datos administrativos y al ser comparable con otros países posibilita un análisis de la región.

Este último punto es precisamente uno de los que destacó el profesor Behrman. “Hay ventajas asociadas a aplicar instrumentos similares en distintos países: hay un bien público; todos podemos aprender de la varianza de sistemas y reformas. El Observatorio permite el acceso público a bases de datos longitudinales con un diseño comparable y con bases de datos vinculadas con registros administrativos” dijo.

También entregó algunas sugerencias. Como por ejemplo, incluir medidas biométricas y/o vincular la ELPS con datos administrativos de salud para entender de mejor manera la salud y el bienestar económico de los adultos mayores; reforzar las vinculaciones con otras encuestas de seguridad social internacionales y comprometerse a levantar la ELPS cada 3 años.

El problema del financiamiento
Ante la dificultad que enfrentan permanentemente los países para implementar encuestas de altos costos como la ELPS, el BID abrió la discusión sobre potenciales cambios metodológicos en su diseño muestral y trabajo de campo que aboguen por la continuidad y sostenibilidad económica del proyecto. En este contexto encargó un estudio a Joaquín Prieto, ingeniero civil y estudiante de Doctorado en Políticas Sociales de la London School of Economics, quien lo presentó en la última mesa de trabajo de la segunda jornada.

Principalmente, propuso una reducción directa de los costos de la ELPS a través de un re-diseño de la muestra que considere un tamaño de la muestra menor al sugerido en la etapa inicial del proyecto, un panel rotativo a partir de la muestra levantada en la primera ronda.

Carolina Casas-Cordero, investigadora del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales y académica del Instituto de Sociología UC, fue la encargada de comentar su presentación. Si bien valoró la iniciativa y el esfuerzo del BID por poner a disposición de los países un documento de discusión que permita evaluar opciones para la sostenibilidad de ELPS en el tiempo, expresó que el documento presentado es un buen punto de partida, pero le falta desarrollar mejor algunos puntos.

Dentro de los puntos más críticos la investigadora dijo que falta contextualizar mejor las condiciones de cada país (ej. fuentes alternativas de datos disponibles, legislación vigente); establecer objetivos de investigación de corte transversal y longitudinales para cada país; discutir pros y contras de diseños longitudinales alternativos; comparar costos de diseños alternativos de mismo tamaño; cálculo de efectos diseño y tamaño efectivo de muestra; parámetros de referencia de no respuesta y atrición; y estimaciones con mayor precisión.


Volver