INFORMACIÓN PARA

Noticias


David Bravo explica propuestas globales y algunas de las recomendaciones planteadas por la Comisión que presidió

Transcurrido un mes desde que David Bravo entregó el informe final de la Comisión Asesora Presidencial sobre el Sistema de Pensiones a la Presidenta Michelle Bachelet, ha participado en dos seminarios para abordar las tres propuestas globales presentadas por la Comisión y algunas de las 58 medidas específicas que presentaron como sugerencias. 

El martes 6 de octubre el economista y director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales participó en el 20° Foro de Capital Humano “Es Tiempo de Actuar: Construyamos el mañana de hoy”, organizado por Mercer y el miércoles 14 del mismo mes participó como expositor y panelista en el seminario “Propuestas de la Comisión Asesora Presidencial sobre el Sistema de Pensiones”, organizado por AIPEF (Asociación Interamericana de Economía y Finanzas). 

En ambas instancias, además de explicar en detalle las tres propuestas globales, enfatizó en la importancia de fortalecer y ampliar el Sistema de Pensiones a un Sistema de Seguridad Social, lo que significaría llevar a cabo una buena proporción de las 58 recomendaciones específicas que hizo la Comisión. El cumplimiento de éstas contribuiría entre otras cosas a fortalecer el sistema de pensiones, aumentar el ahorro para el pilar contributivo; aumentar la edad legal de jubilación, reducir los riesgos a los que son expuestos los afiliados, incentivar la competencia en la administración de las cuentas individuales y disminuir las brechas de género, entre otras cosas. 

Una de las propuestas más comentadas y una de las que puede tener mayor impacto según Bravo es la de elevar la edad de jubilación para las mujeres de 60 a 65 años. “El monto de la pensión aumenta en casi un 40% sólo por el hecho de aumentar la edad de retiro. Y la brecha con las pensiones de las mujeres de la OCDE que actualmente alcanza los 30 puntos, se reduce a la mitad”, explicó David Bravo, presidente de la Comisión y director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales. 

La eliminación de la modalidad del retiro programado es otra de las recomendaciones específicas que propuso la Comisión y que ha provocado cierto rechazo en algunos sectores, como por ejemplo la Asociación de AFP. Para Bravo, esta modalidad no es compatible con un Sistema de Seguridad Social ya que se traduce en pensiones decrecientes en el tiempo y traspasa el riesgo de longevidad al pensionado. 

David Bravo hizo un llamado a pensar en el mañana y no sólo en el hoy. “Es fundamental preocuparse ahora. Uno no puede armar un sistema de pensiones y olvidarse de él, el Estado lo abandonó una vez creado. Las AFP no han cumplido y hay un enorme rol que las empresas deben cumplir”, dijo al cerrar su participación en el seminario organizado por Mercer.


Volver