INFORMACIÓN PARA

Noticias


Impacto de la estructura familiar en la nutrición infantil

Inaugurando los seminarios organizados por el Centro UC Encuestas y Estudios Longitudinales, Daniela Marshall, Ph.D. (c) en Demografía de la Universidad de Pennsylvania e investigadora afiliada al Centro, presentó su paper "Family Structure and Childhood Obesity in Chile: Importance of Cohabitant Grandmothers", cuyo objetivo fue estudiar el impacto de la estructura familiar en la nutrición de los niños entre los 2 y los 7 años de edad utilizando los datos de la Encuesta Longitudinal de la Primera Infancia. 

Una de las principales conclusiones es que los niños que viven con sus abuelas tienen mayor riesgo de ser obesos, aun controlando por variables socioeconómicas, demográficas y salud de la madre. Riesgo que también aumenta cuando los niños nacen por cesárea o cuando las madres son obesas o tienen sobrepeso. 

Se observa una disminución en la probabilidad de ser obesos cuando los niños son alimentados con leche materna o cuando viven con los hermanos mayores. 

Llama la atención el autoreporte de las madres respecto de la salud de sus hijos. La mayoría de las mamás de niños con obesidad, dicen que sus hijos no tienen problemas de salud. 33% de las madres cree que sus hijos pesan menos de lo pesan, siendo que en la realidad presentan obesidad y, coincidentemente o no, en la mayoría de los casos, son niños que viven con la abuela. 

Existe consenso en que la obesidad es una cuestión urgente y que las intervenciones son necesarias. Marshall hizo un llamado a ampliar la mirada del núcleo familiar para pensar en políticas públicas asociadas a la nutrición de los niños. “No sólo hay que centralizarse en los padres, hay que mirar a otros actores que también están influyendo”, dijo haciendo referencia a abuelas, hermanos y otros.


Volver